equipu
educaciónnegociosresponsabilidad socialeconomía

* Fuente imagen: Andina

* Obtenido del Boletín Semanal de SBS.gob.pe

  • El mayor desafío para la industria está en plantear una propuesta de valor para los productos de depósitos, concluye estudio realizado por la SBS
  • El acceso a créditos requiere de políticas más integrales, orientadas a erradicar la pobreza y mejorar el nivel de ingresos, así como el acceso a los servicios básicos

Es ampliamente reconocido que la inclusión financiera tiene un gran potencial para contribuir al crecimiento económico y al bienestar de la población. El acceso y uso de los servicios financieros ayuda a los individuos y hogares a suavizar su consumo, brindándoles la oportunidad de ahorrar, de ampliar las oportunidades de inversión y de asegurarse contra los riesgos. La acumulación de ahorros permite canalizar recursos hacia inversiones productivas, posibilitando la realización de proyectos rentables y el surgimiento de emprendedores. Sin embargo, es menos claro cómo un determinado país puede lograr un Sistema Financiero (SF) inclusivo.


El Perú, en particular, ha sido reconocido internacionalmente por haber perfilado un ambiente adecuado para el desarrollo de actividades orientadas a mejorar la inclusión financiera. No obstante, la mayoría de la población peruana todavía carece de acceso a servicios financieros básicos; de acuerdo a la Encuesta Findex del Banco Mundial, solo el 42% de la población mayor a 15 años tenía una cuenta en el SF en el año 2017; lo cual no asegura el uso de las cuentas, pues alrededor del 70% realizó depósitos y 68% retiros de dichas cuentas. Esta situación hace ineludible continuar con los esfuerzos para mejorar la inclusión financiera, definiendo políticas sustentadas en el conocimiento de la influencia que otros factores, además del entorno, podrían tener sobre este proceso.


El estudio “Determinantes de la Inclusión Financiera en el Perú”1/, elaborado por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), aporta a dicho conocimiento, asumiendo el reto de analizar posibles determinantes de oferta y demanda, acceso a créditos y tenencia de cuentas de depósito y uso de estas, por parte de la población.


peruana. Dentro de los factores incluidos se encuentran el tiempo de traslado a un punto de atención, los costos de los servicios, características sociodemográficas de los clientes, características de sus viviendas, indicadores de cultura financiera y percepción de la población sobre los servicios del SF. Adicionalmente, se incluyeron aspectos del entorno en el que opera el SF, como variables geográficas e inversión pública en caminos.


El estudio utilizó la información proveniente de la Encuesta Nacional de Demanda de Servicios Financieros y Nivel de Cultura Financiera 2015-206 (ENDSF)2/, después de un análisis cuidadoso de la información necesaria para dar contenido a las variables definidas para la estimación. En particular, la medición de la proximidad de los puntos de atención del SF a la población fue materia de debate; y, para la clasificación de los grupos de individuos con acceso y sin acceso a servicios financieros fue necesario definir una metodología.
Principales resultados


Por un lado, la proximidad de los puntos de atención a la población, que es una variable definida por la oferta y, que en el estudio, la percepción de proximidad es capturada desde la demanda, presenta en general los efectos esperados. En promedio, un menor tiempo de traslado hacia los puntos de atención del SF (mayor proximidad) aumentaría la probabilidad de uso de cuentas de depósito, particularmente en Lima y Callao y en el resto urbano. Sin embargo, no representaría un factor que determina la tenencia de cuentas a nivel nacional ni de los otros estratos, excepto en el rural. El resultado es razonable en tanto que el uso implica un traslado de la persona a los puntos de atención cada vez que esta realiza una transacción, a diferencia de una apertura de cuenta, que solo requiere de una visita. Curiosamente, la proximidad no parece influir en el acceso a créditos del SF; y, sin embargo, un mayor tiempo de traslado a los puntos de atención favorecería, a nivel nacional, el acceso a créditos fuera de él.


Entonces, se podría decir que la proximidad de los puntos de atención explicaría, sobre todo, el uso de las cuentas del SF, que exige una interacción frecuente de los usuarios con dichos puntos, lo cual sustenta la necesidad de acercarlos a la población, tomando en cuenta la evolución digital que ofrece opciones costo-eficientes para oferentes y demandantes.


Por otro lado, están los factores atribuibles a la demanda. Los resultados sugieren que los factores que podrían indicar una buena posición económica del individuo y, por tanto, una mejor capacidad de pago, tales como mayores ingresos, activos físicos, ahorro en dinero y tener servicios de internet, abonan en el acceso a créditos del SF. En los estratos urbanos, el rango mayor de ingresos es el que hace la diferencia; en tanto, en el estrato rural cada movimiento a un rango superior de ingresos implicaría un mayor acceso a créditos del SF. El ahorro en bienes, sin embargo, no parece mejorar el acceso a créditos en el SF en ningún estrato, pero sí mejoraría las posibilidades de recibir un crédito fuera del SF, posiblemente debido a que dichos ahorros no son visibles al prestamista formal como sí lo podrían ser al prestamista informal. Otras variables, como los niveles educativos superiores, el estar casado, la edad (con tasas de incremento decrecientes) y, en el caso de los estratos urbanos pequeños y en el rural, el saber calcular una tasa de interés simple, también facilitarían el acceso al crédito. El género no implica diferencias de acceso al crédito en el SF.


De este modo, si bien se espera que el acceso a créditos tenga un impacto real en la capacidad de generación de riqueza y de mayor bienestar, los resultados sugieren que la relación es de doble sentido. Por lo tanto, el acceso a créditos requiere de políticas más integrales, orientadas a erradicar la pobreza, mejorar el nivel de ingresos y el acceso a otros servicios básicos, como educación, telecomunicaciones, entre otros, lo cual va más allá del ámbito del SF.


En cuanto a la influencia de los factores de demanda en la tenencia de cuentas del SF y el uso de estas, en promedio, mayores ingresos determinarían una mayor tenencia de cuentas y estar en el rango mayor de ingresos también favorecería el uso de cuentas a nivel nacional. Cabe anotar que, en el segmento rural, los ingresos no parecen afectar ni la tenencia ni el uso de las cuentas de depósito. Posiblemente, la existencia de cuentas abiertas en el contexto del Programa Juntos, orientado a poblaciones en pobreza extrema, explique este resultado. Además, en este programa, los principales beneficiarios son mujeres, lo cual explicaría también el resultado que el ser mujer favorece la tenencia de cuentas, sobre todo en el estrato resto urbano y rural. Por otro lado, como era de esperar, la recepción de remesas favorecería la tenencia y el uso de cuentas sobre todo en los estratos urbanos. Otros factores tales como contar con servicios de telecomunicación (celular y/o internet) se asocian a una mayor tenencia de cuentas y el teléfono al uso de cuentas.


La percepción de la población frente al SF y sus criterios al solicitar servicios financieros también parecen influir en la inclusión financiera. Por el lado de los créditos, los resultados sugieren que la población aprecia algunos atributos fuera del SF. Si bien las variables que señalan los criterios tomados en cuenta por los individuos al solicitar un crédito (menores costos, cuotas convenientes y trámites rápidos) no resultaron significativas en explicar los créditos en el SF, a nivel nacional, estas influirían en que la probabilidad de acceso a créditos fuera del SF sea mayor. Por el lado de los depósitos, la probabilidad de tenencia de una cuenta de depósito se vería favorecida por las percepciones positivas de la población en cuanto a su rentabilidad y flexibilidad; y el uso de dichas cuentas por la flexibilidad que estas ofrecen.


En suma, los resultados refuerzan la idea de que si bien el nivel de ingresos de los individuos también influye en la tenencia de cuentas, el uso de estas depende además de que la población les encuentre valor. La percepción de ausencia de valor puede deberse a que los productos no satisfacen las necesidades y capacidades de la población o a la falta de conocimiento sobre la oferta de productos en el mercado. En general, el Perú ha logrado avances importantes por el lado de los créditos, el mayor desafío para la industria está en plantear una propuesta de valor para productos de depósitos. Para complementar esta labor, son imprescindibles las alianzas público-privadas desarrolladas en el marco de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera, que permitan mejorar la cultura financiera, aumentar la confianza en el SF y eliminar posibles prejuicios que existan sobre este, mediante una estrategia nacional de educación financiera, acciones de sensibilización financiera, difusión de los productos financieros, de los costos y de cómo operan las entidades del SF.


Los temas para una futura investigación están relacionados, principalmente, con la mejora en la captura de información de demanda, con la finalidad de determinar la brecha de los servicios financieros frente a las necesidades y características de la población y emprender los esfuerzos necesarios para cerrarla. En esta línea, será necesario, por ejemplo, afinar la medición de la proximidad de los servicios financieros a la población, tomando en cuenta el potencial de los medios digitales en el diseño de productos adecuados y canales de bajo costo. Asimismo, hace falta mejorar la captura de la información referida al costo de los servicios financieros, considerando que el análisis reveló que la población es sensible a este aspecto.


1/ La versión completa del Estudio puede ser encontrada en: www.sbs.gob.pe/publicaciones/documentos-de-trabajo


2/ La SBS, con el apoyo de la Cooperación Suiza- SECO, llevó a cabo la Encuesta Nacional de Demanda de Servicios Financieros y Nivel de Cultura Financiera en el Perú. La Encuesta es la primera de su naturaleza en identificar las características de la demanda por servicios financieros integrales con un alcance nacional y representatividad por áreas rural y urbana, y por diversos segmentos urbanos. El informe de resultados y la base de datos de la Encuesta se encuentran publicados en www.sbs.gob.pe

Fuente: http://www.sbs.gob.pe/Portals/0/jer/BOLETIN-SEMANAL/2018/BS_25_2018.pdf

Publicaciones de este equipo
Comparte con tus amigos

Acerca de quién lo publicó

Hola mi nombre es Maria Cecilia. Soy Parte de EQUIPU desde el 27 de August del 2018, puedes ver más sobre mi visitando mi perfil dando clic en mi foto.

¿Te interesaría crear tu propio artículo?

CREAR Artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Artículo
Hace unos años en el país, un técnico electricista llamado Cesar Herrera Velásquez inventó un grifo capaz de ahorrar casi el 90% del agua. Tal fu
Artículo
Tras los ataques a la petrolera estatal de Arabia Saudita, Aramco, con drones por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán, el presidente
Artículo
En los negocios, al igual que en el fútbol, todos los días se enfrentan retos de los que no siempre se saldrá victorioso. En el marco del Premio Ci
Artículo
Sección de reseñas de eventos científicos*Curso teórico-práctico: Estadística para la investigación en biología Orlando Advíncula Zeballos RD