equipu
salud

Resumen: Fumar es uno de los factores de riesgo más importantes para la calidad de vida, así como para la salud física y psicológica de las personas. La evidencia de la que disponemos muestra que el consumo de tabaco está estrechamente relacionado con la depresión. En el presente artículo presentamos la evaluación e intervención psicológica para dejar de fumar de una mujer de 49 años de edad con depresión y con un consumo diario de 15 cigarrillos. Se aplicó una intervención psicológica de tipo cognitivo-conductual para dejar de fumar con componentes de activación conductual para el manejo del estado de ánimo. Dicha intervención se llevó a cabo en ocho sesiones individuales. Tras la intervención, la persona dejó de fumar y se mantuvo abstinente en los seguimientos realizados a lo largo del año siguiente, mostrando también una notable mejora en la sintomatología depresiva tanto a corto como a largo plazo. A modo de conclusión, este tipo de intervención psicológica podría considerarse una opción adecuada para dejar de fumar y para el manejo del estado de ánimo, logrando una mejora en el bienestar y salud de las personas.

Fuente: http://www.informaciopsicologica.info/OJSmottif/index.php/leonardo/article/download/897/848

Publicaciones de este equipo
Comparte con tus amigos

Acerca de quién lo publicó

Hola mi nombre es Mayra. Soy Parte de EQUIPU desde el 13 de January del 2019, puedes ver más sobre mi visitando mi perfil dando clic en mi foto.

¿Te interesaría crear tu propio artículo?

CREAR Artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Artículo
La NAVIDAD DE CUENTO 2014, del E-QUIPU PUCP FORMARTE, llegó hasta el "Camino a la solidaridad": una casa hogar ubicada en Chincha que alberga a
Artículo
  “Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas… Nadie me la quita, sino que yo mismo la entrego” (Jn 10, 10-11.18).  
Artículo
      Los mejores documentos digitales que te ayudarán a crear y hacer crecer tu propio negocio     Miles de jóvenes de todo el mundo y
Artículo
Por ahora no hay ninguna decisión administrativa, ni de la Casa Blanca y del Departamento de Comercio, pero una frase parece cambiar todo: “vamos a