equipu

                                         Soy hija de una GUERRERA 

 

“El Lupus es una enfermedad muy triste perdí el cabello, ya no estoy bien.

Bueno será el destino de cada uno “.

Así mi mamita Rosa Alcántara Cabrera escribió en el 2do Conversatorio de Lupus del Grupo  Muévete Perú  sobre la enfermedad que padece, era la primera vez que decía algo.

Es mejor callar y seguir trabajando.

Esa enfermedad que vino de pronto, después de un viaje a nuestra tierra, ella pensaba que el sol de la Santa Tierra no le iba hacer daño los recuerdos de su infancia del clima hermoso era diferente a la ciudad que ahora es.

La diagnosticaron a la edad de 67 años, ahora tiene 70 y cada día es un regalo.

Ella dice que es el destino, yo lo veo diferente no sé qué es ni que hicimos para sufrir tanto ella con Lupus y yo una deportista campeona con hipotiroidismo. Siento que la muerte observa  con ironía toda la vida diciendo a quien me la llevo primero.

A veces me siento  impotente al no poder cargarla en mis brazos cuando se cae por la debilidad de su cuerpo. Al no poder trabajar en otra cosa para tener más dinero y que deje de trabajar aunque el doctor dice que una mujer trabajadora como ella debe seguir así.

Ella sigue laborando aunque un día menos ya los sábados no trabaja.

Cada mañana se levanta a las 4.00 am me hace tomar mi pastilla de Levotiroxina y sigue adelante siempre laborando, siempre trabajando porque es su único refugio.

Labora de 7: 00 am -5:00 pm en una casa de una familia como empleada del hogar luego viene y se va a vender golosinas en Jesus  Maria siempre buscando que hacer para tener dinero para poder salir adelante.

Yo cuando estoy mal y ya tengo ganas de tirar la toalla la veo y pienso soy hija de una guerrera no puedo darme por vencida y me refugio en el deporte así kilómetro por kilómetro libero el dolor de ver cómo voy perdiendo al ser que más amo, la que me dio la vida y no se avergonzó de tener una niña con discapacidad me hizo profesional y que ahora está en un programa experimental en el Loayza con el Dr. Romero.

En poco tiempo se convirtió su engreída porque sigue al pie de la letra las indicaciones de los médicos su disciplina férrea a veces se interrumpe cuando le viene la pérdida de memoria.

A veces se sentía triste por la hinchazón de su rostro  por la prednisona  y me contaban que le preguntan porque tiene esos cachetes, porque su rostro está hinchado y al decir que tiene Lupus le dicen lo peor y ella se pone triste.

La osteoporosis , la presión alta no la vencerá igual que el Lupus , ella decidió salir adelante con actitud, ya aprendió a saludar a la cámara cuando me acompaña a las carreras.

Me despide en la partida y me espera en la llegada.

Las citas al dermatólogo, neumología, nefrología, oftalmología   y reumatología son parte de su agenda.

Sus brazos adoloridos de tantas pruebas,  su cuerpo delgado que se le ve los huesos, su cabello blanco brillos y poco que se le para no queda mucho de la mujer fuerte que me cargaba después de cada operación. Las chapitas rojas se convirtieron en la sombras del lupus, sus orejas rojas y el bloqueador junto al sombrero se convirtió parte de su estilo personal.

Ahora solo queda ese espíritu que ama la vida y decidió vivir con sus reglas.

Y cada mañana saldrá a laborar en la casa de la familia y por las tardes cogerá su canastita tipo caperucita roja con sus golosinas para endulzar la vida aunque ella tenga el sabor amargo de los remedios.

Los trabajadores de Adams la tienen de amuleto porque cuando ella llega tienen venta, contrarresta con lo que dice cuando reniega  que ella tiene mala suerte pero aun así sigue adelante viviendo con una actitud diferente.

Camina como un ratoncito a veces apurada a veces lento cuanto duda por el recuerdo de las caídas que ha tenido.

Se siente y se duerme y  a veces en la noche el dolor del cuerpo le gana y se queja. Pero al día siguiente saldrá a trabajar.

Que puedo decir que detenga tanto dolor, no puedo decir nada solo darle calidad de vida.

Viajar con mi madre como ella desea a un torneo internacional, tal vez no alcancemos  a salir juntas pero seguiremos adelante cada día con nuestros sueños y ganas de vivir.

 

 

iVQB1HZ4W22E15sNGgRx7LPMx.jpg

Fuente: Maria de Lourdes Castillo Alcántara

Miembros de este equipo
Publicaciones de este equipo
Comparte con tus amigos

Acerca de quién lo publicó

Hola mi nombre es Lucía. Soy Parte de EQUIPU desde el 09 de August del 2016, puedes ver más sobre mi visitando mi perfil dando clic en mi foto.

¿Te interesaría crear tu propio artículo?

CREAR Artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Artículo
#GestióndelTiempo «EL LEÑADOR» En cierta ocasión, un caminante que paseaba por el bosque se encontró con un leñador que estaba en mitad de un
Artículo
Para cualquier negocio que opere camiones, los seguros de camiones suelen ser un indispensables. En algunos años, las agencias de seguros quieren su
Artículo
 Construye Identidad Un proyecto en Perú que va más allá de la técnica y la historia   Construye Identidad es un proyecto participativo e 
Artículo
En los noventas apareció un nuevo actor en la industria editorial. El bichito de los libros picó a sus grandes protagonistas, y decidieron ignorarlo