equipu
educacióninvestigacióncomunicaciones

Relación entre la comunicación y la asertividad en los alumnos de sexto grado de primaria de la I.E. José Olaya 5181 del distrito de Puente Piedra

Bautista, Francia, Parco y  Zegarra

Universidad Nacional Mayor de San Marcos

 

Resumen

En la presente investigación se expondrá la relación del lenguaje y la emoción en adolescentes peruanos de Lima – Metropolitana. Lo que impulsa el tema a investigar es el acrecentamiento de publicaciones actuales de la salud mental con respecto  al incremento de conductas violentas, así mismo la comunicación agresiva  y su control de las emociones. Por ello que un aporte de información descriptiva acerca de ello contribuirá en las decisiones que se. Se aplicó la Lista de Evaluación de Habilidades Sociales perteneciente al Manual de habilidades sociales en adolescentes escolares publicado en el 2005 por el Ministerio de Salud, la cual propone las siguientes dimensiones: Asertividad, Comunicación, Autoestima y Toma de Decisiones. Es así que se busca responder si existe una correlación entre los puntajes obtenidos de las dos dimensiones (asertividad y comunicación), considerados acordes para esta investigación, y el puntaje total correspondiente a la prueba administrada en 47 alumnos de ambos sexos del 6to A y B de 12,5 +/- 1,5 años del colegio ubicado en el distrito Puente Piedra. Se usa el método no experimental con un enfoque cuantitativo de tipo transversal, el cual tuvo un diseño descriptivo e inferencial gracias al paquete estadístico SPSS 22, adicionalmente, se calcularon las frecuencias, porcentajes, medias y coeficiente de Pearson. Los resultados de la investigación fueron los siguientes: no existe una diferencia significativa en la dimensión comunicación,  ya que ambos géneros se encontraron en las categorías bajas y promedio bajas; con respecto en la dimensión asertividad, existe una diferencia significativa ya que ambos géneros se encuentran en categorías opuestas, y además existe una correlación alta y significativa de ambas dimensiones con el puntaje total, sin embargo, la correlación de ambas dimensiones son bajas y significativas. Entonces, el asertividad va relacionada con la correcta comunicación, la prudencia, las emociones y la autoestima; y lo que se desprende de los resultados es que un buen lenguaje podría llevar a las personas al éxito en sus empresas, en las relaciones interpersonales, en la solución de conflictos y en general en otros aspectos.

 

 Planteamiento del problema

En la presente investigación se intenta demostrar si existe algún tipo de relación entre el lenguaje y las emociones; utilizando como instrumento, para establecer dicha relación, la Lista de Evaluación de Habilidades Sociales perteneciente al Manual de habilidades sociales en adolescentes escolares publicado en el 2005 por el Ministerio de Salud, del cual las dimensiones pertenecientes son las siguientes: Asertividad, Comunicación, Autoestima y Toma de Decisiones. Teniendo en cuenta lo anterior, se busca responder si existe una correlación entre los puntajes obtenidos de los dos factores (asertividad y comunicación) y el puntaje total correspondiente a la prueba administrada.

 

Según las últimas publicaciones nacionales de salud mental, nuestro país presenta un incremento de la población de adolescentes e incremento de conductas violentas, accidentes de tránsito por consumo de alcohol y de conductas suicidas, etc. Lo que impulsa a investigar, a través de la realización una prueba, como los adolescentes peruanos se comunican manejando sus emociones. Es por ello que las habilidades sociales ayudarían a que los adolescentes adquieran las competencias necesarias para un mejor desarrollo humano y para enfrentar en forma efectiva los retos de la vida diaria, así mismo permitirían  promover la competitividad necesaria para lograr una transición saludable hacia la madurez, favoreciendo la  comprensión de la presión por parte de los pares y el manejo de emociones.

 

En una primera instancia hubo inconvenientes en la recopilación de información, por el motivo de existir poca información específica relacionada a nuestro tema de investigación. Con respecto a la población, se esperaba conseguir una muestra de 100 adolescentes, así mismo que contaran con un mayor rango de edad (16 a 18 años).

 

Marco teórico

1. Emoción

1.1 Definición

Una emoción es un estado complejo del organismo caracterizado por una excitación o perturbación que predispone a una respuesta organizada. Las emociones se generan como respuesta a un acontecimiento externo o interno (Bizquerra, 2003).

 

La producción de la emoción es de la siguiente forma: 1) Unas informaciones sensoriales llegan a los centros emocionales del cerebro. 2) Como consecuencia se produce una respuesta neurofisiológica. 3) El neocortex interpreta la información.

 

El proceso de valoración puede tener varias fases. Según Lazarus (1991) hay una valoración primaria sobre la relevancia del evento: ¿es positivo o negativo para el logro de nuestros objetivos?; en una evaluación secundaria se consideran los recursos personales para poder afrontarlo: ¿estoy en condiciones de hacer frente a esta situación?

 

Gran parte de lo que el cerebro realiza cuando se produce una emoción sucede independientemente del conocimiento consciente; se realiza de forma automática. Conviene insistir en que la mayoría de emociones se generan inconscientemente. También es útil distinguir entre reacciones emocionales innatas y acciones emocionales voluntarias. Las respuestas de evitación se encuentran a mitad de camino entre ambas (LeDoux, 1999: 293). Cuando hablamos de las acciones emocionales voluntarias nos referimos a los sentimientos (LeDoux, 1999: 300). Por otro lado, el estado de ánimo se refiere a un estado emocional mantenido durante semanas o más tiempo.

 

1.2 Componentes de la emoción

Hay tres componentes en una emoción: neurofisiológico, conductual, cognitiva.

El neurofisiológica se manifiesta en respuestas como taquicardia, sudoración, vasoconstricción, hipertensión, tono muscular, rubor, sequedad en la boca, cambios en los neurotransmisores, secreciones hormonales, respiración, etc. Todo esto son respuestas involuntarias, que el sujeto no puede controlar. Sin embargo, se pueden prevenir mediante técnicas apropiadas como la relajación. Como consecuencia de emociones intensas y frecuentes se pueden producir problemas de salud (taquicardia, hipertensión, úlcera, etc.). Por eso, la prevención de los efectos nocivos de las emociones en el marco de la educación emocional se puede entender como un aspecto de la educación para la salud.

 

La observación del comportamiento (componente conductual) de un individuo permite inferir qué tipo de emociones está experimentando. Las expresiones faciales, el lenguaje no verbal, el tono de voz, volumen, ritmo, movimientos del cuerpo, etc., aportan señales de bastante precisión sobre el estado emocional. Esta componente puede intentar disimularse. Por ejemplo, las expresiones faciales surgen de la actividad combinada de unos 23 músculos, que conectan directamente con los centros de procesamiento de las emociones, lo que hace que el control voluntario no sea fácil; aunque, siempre es posible «engañar» a un potencial observador. Aprender a regular la expresión emocional se considera un indicador de madurez y equilibrio que tiene efectos positivos sobre las relaciones interpersonales.

 

El componente cognitiva o vivencia subjetiva es lo que a veces se denomina sentimiento. Sentimos miedo, angustia, rabia y muchas otras emociones. Para distinguir entre la componente neurofisiológica y la cognitiva, a veces se emplea el término emoción, en sentido restrictivo, para describir el estado corporal (es decir, el estado emocional) y se reserva el término sentimiento para aludir a la sensación consciente (cognitiva). La componente cognitiva hace que califiquemos un estado emocional y le demos un nombre. El etiquetado de las emociones está limitado por el dominio del lenguaje. Dado que la introspección a veces es el único método para llegar al conocimiento de las emociones de los demás, las limitaciones del lenguaje imponen serias restricciones a este conocimiento. Pero al mismo tiempo dificulta la toma de conciencia de las propias emociones. Estos déficits provocan la sensación de «no sé qué me pasa». Lo cual puede tener efectos negativos sobre la persona. De ahí la importancia de una educación emocional encaminada, entre otros aspectos, a un mejor conocimiento de las propias emociones y del dominio del vocabulario emocional.

 

2. Lenguaje y comunicación

El lenguaje no hay que entenderlo como “un sistema puramente convencional de símbolos sonoros” (Sapir, 1954, párr.3), sino, como un “método exclusivamente humano, y no instintivo, de comunicar ideas, emociones y deseos por medio de un sistema de símbolos producidos de manera deliberada” (Sapir, 1954, párr 7). Por ende, la comunicación “es una cualidad racional y emocional específica del hombre que surge de la necesidad de ponerse en contacto con los demás, cuando intercambia ideas que adquieren sentido o significación de acuerdo con experiencias previas comunes” (Fonseca, 2005, p. 2).

 

2.1 Elementos que intervienen en la comunicación

Emisor: es el sujeto que toma la iniciativa en la comunicación.

 

Receptor: es el sujeto a quien va destinado, de forma estricta, el mensaje.

 

Mensaje: conjunto de diferentes ideas, o informaciones que se transmiten mediante códigos, claves, imágenes.

 

Código: conjunto de claves, imágenes, lenguaje, normas; tanto el emisor y el receptor deben compartir el mismo. Por ejemplo: idioma

 

Canal: soporte de la información que actúa como línea de transmisión. Por ejemplo: oral-auditivo, grafico-visual.

 

Contexto: ayuda a entender el mensaje.

 

Ruidos: no necesariamente son sonidos.

 

Filtros: barreras mentales (valores, experiencias, conocimientos, expectativas, prejuicios).

 

Feedback o retroalimentación: información que devuelve el receptor al emisor sobre su propia comunicación.

 

2.2 Proceso de comunicación

Intervención activa, de forma dinámica, de todos los elementos (…) creando una secuencia organizada en la que todos intervienen en mayor o menor grado, en uno o varios momentos de la secuencia.

 

Inicialmente el emisor debe tener unos objetivos que debe haber definido con claridad, en caso contrario se podría manifestar de forma ambigua sin control del mismo. Se encuentra una primera fuente de error y distorsión, pues habitualmente no nos planteamos objetivos concretos en nuestros actos de comunicación.

 

A partir de los objetivos, el emisor deberá codificar a las ideas, pensamientos, sentimientos que se quiere transmitir, adaptándolo al código que se haya previsto utilizar. Se encuentra la segunda fuente de error, pues existen muchas dificultades para adaptar al código esas ideas o sentimientos. Los filtros en el emisor se han activado a la hora de codificar el mensaje, incluso antes.

 

Luego se procede a la transmisión del mensaje, para la cual utilizaremos un canal concreto que consideremos adecuado para que, utilizando un código común con el receptor, se facilite la comunicación. Se encuentra una tercera fuente de error, pues si el canal escogido es, por ejemplo, la voz del emisor, puede presentarse dificultad en la capacidad de dicción emitida por este. No se puede tener certeza de estar utilizando el código adecuado si no es a partir del feedback que el receptor devuelve al emisor sobre la comunicación que se está realizando.

 

La recepción del mensaje por parte del receptor es el siguiente paso del proceso. Una cuarta fuente de error es el ruido arrastrado del anterior proceso.

 

Un punto siguiente seria la decodificación, en la que el receptor, a través de un proceso interno y basado en sus experiencias  y conocimiento  interpretara en mensaje. La quinta fuente de error es la relación del conocimiento para la interpretación del mensaje.

 

2.3 Verbal

Contenido: se hace referencia a dos aspectos: al tema que intentamos comunicar y la forma como lo tratamos de hacer.

 

Humor: entendido a frases (sin llegar a lo burdo) que pretenden hacer ameno, para el interlocutor, el discurso.

 

Atención personal: se refiere a la muestra de interés que puede tener el oyente ante el discurso.

 

Preguntas: se supone una petición de opinión acerca del tema del discurso a los oyentes. Las preguntas pueden ser cerradas o abiertas.

 

Respuestas a preguntas: dichas respuestas se deben ajustar a las preguntas hechas (abiertas o cerradas).

 

2.4 No verbal

Expresión facial: la expresión de la cara refleja las distintas emociones que una persona está experimentando en un determinado momento. Existen seis principales emociones (acompañado de gestos faciales específicos): alegría, sorpresa, tristeza, miedo, ira, saco y desprecio. 

 

Mirada: es uno de los elementos principales para recoger los mensajes de la otra persona, constituyendo además uno de los elementos de la escucha. Es una de las principales referencias para hacer inferencias sobre nosotros y nuestros estados.

 

Sonrisa: es otro de los elementos básicos para entender al otro. Constituye un elemento básico en la bienvenida, además de transmitir amabilidad, aceptación y gusto por la otra persona.

 

Posturas: refleja sus actitudes consigo misma y hacia los demás. Se encuentran dos categorías fundamentales: el acercamiento, se interpreta como atención e interés, mientras que la retirada, lo contrario; la expansión, se interpreta como una postura engreída, arrogante o despreciativa, y depresiva o abatida.

 

Orientación: mayor grado de orientación (frente a frente), mayor facilidad para la interacción, mientras que un menor grado de orientación, muestra lo contrario.

 

Distancia y contacto físico: la mayor o menor proximidad se establece por el tipo de relación planteada y el grado de aceptación del mismo, el contacto físico os consideramos dentro de un ámbito cortes o amigable, independiente del tacto profesional.

 

Gestos: hace referencia a los gestos producidos por las manos, teniendo en cuenta las referencias culturales, los movimientos de la mano actúa como ilustradores del mensaje verbal.

 

Apariencia personal: ofrece impresiones a los demás sobre el atractivo, estatus inteligencia, personalidad, clase social, estilo y gusto. Puede ser susceptible a cambios a voluntad.

 

Automanipulaciones: se refiere al tacto al propio cuerpo (incluido las prendas de vestir).

 

Movimientos con manos y piernas: movimientos repetitivos, rítmicos y normalmente repetitivos, estos movimientos suelen contradecir el mensaje verbal.

 

3. Estilos de comunicación

Según Hofstadt Román (2005), cada persona tiene un estilo de comunicación que afecta la manera de cómo se relaciona con las demás personas; por ello, se realizó una distinción de formas de comunicarse buscando la predominancia de ciertos estilos.

“Los estilos de comunicación van a estar determinados por las características que adquieren los elementos verbales, para-verbales y no-verbales de los intercambios comunicativos” (Hofstadt, 2005).

 

Leyva y Loicell (2011 citado en Abreu Milán et al., 2015) afirman que:Cada persona posee un estilo de comunicación determinado, que lo identifica y matiza sus relaciones con los demás, determinando el nivel de efectividad en su comunicación interpersonal, lo cual se torna decisivo en aquellas profesiones en que la comunicación constituye un arma vital y una cualidad profesional.

 

Maturana (2002, citado en Ludeña Palacios, 2007) se refiere a los estilos como:

“El punto fundamental de toda comunicación radica en el estilo; es decir, la forma de establecer esa comunicación tanto intrapersonal como interpersonal cada vez que uno transmite el mensaje”.

 

Ruiz (2002, citado en Ludeña Palacios, 2007) expresa que lo más importante es como recibe el oyente el mensaje no como se le entrega, por ello es importante el estudio de los estilos ya que está generará las consecuencias en los sujetos; por ello, es esencial el reconocimiento de otros, dando interés a las otras personas y las formas de cómo piensan.

 

Una relación entre el estilo de comunicación y la impresión dada al oyente, denota la importancia de evaluar y ajustar el estilo de comunicación personal, siendo el estilo asertivo el que genera una impresión más positiva al resto (Hofstadt Román, 2005).

 

Flores Macotela (2010), afirma que la razón principal de éxitos y disputas en las relaciones sociales se puede deber a la habilidad con la que se logra comunicarse la persona. Entonces, las habilidades eficaces de la comunicación son esenciales en nuestras vidas.

“Desde que nacemos, todos mostramos una tendencia hacia la expresividad o hacia la introversión. Más tarde, la educación que recibimos hace que esa tendencia natural se haga más o menos fuerte” (Flores Macotela, 2010).

 

La mayoría de teorías dividen o clasifican a los estilos de comunicación en 3 estilos, los cuales son: Pasivo, Agresivo y Asertivo.

 

Ludeña Palacios (2007) clasifica estos 3 estilos en 2 tipos de comunicación:

a. Comunicación Funcional:

Se considera la más adecuada y permite una mejor interacción entre las personas.

Arévalo (2004, citado en Ludeña Palacios 2007), expresa acerca del emisor funcional, el cual manifiesta adecuadamente sus ideas, con objetivo y también es receptivo al escuchar.

 

David Berlo (citado en Ludeña Palacios 2007), señala las siguientes características sobre la comunicación funcional:

  • Debe ser sencilla, entendible y objetiva, evitando la ambigüedad.
  • Es verificadora, con dirección a influir en los demás con el objetivo de provocar una respuesta.
  • Uso de código conocido por el receptor.
  • La retroalimentación, el receptor necesita saber que es escuchado.

Las personas que poseen estas habilidades son las llamadas asertivas.

 

b. Comunicación Disfuncional:

Genera patrones de comunicación que no son totalmente sanos trayendo como consecuencia conflictos o problemas de interacción.

 

Según Canstanyer Mayer, (2004) se caracteriza por ser imprecisa, utiliza la tangencialidad, establece el sarcasmo, la amenaza, resentimiento, silencio. Las personas que presentan problemas de relacionarse, se comunican de manera disfuncional a causa de una falta de asertividad. Esto se dividen en las personas que son consideradas tímidas, y del lado opuesto están, las personas agresivas, las cuales no toman en cuenta las necesidades del otro; en estos dos casos ambos presentan problemas para desarrollar una relación social (Canstanyer Mayer, 2004).

 

3. 1 Pasivo

Las personas con este estilo viven de manera preocupada por satisfacer a los demás, sin tener la capacidad de pensar que puede enfrentarse a alguien (Hofstadt, 2005).

 

Según Flores (2010), es caracterizado de no ser capaz de expresarse libremente sus sentimientos, pensamientos y opiniones o los hace con falta de confianza. El estilo inhibido no dice nada sobre el comportamiento que lo molesta, evita actuar por miedo a lo que pueda pasar, o aborda la situación de manera poco directa adoptando caminos o estrategias tortuosas que denotan temor e inseguridad al realizarlo.

 

Ludeña (2007), observa unos patrones internos y externo en las personas de estilo sumiso los cuales son:

 

a. Comportamiento Externo:Tono de voz sumiso, tímido, ansioso, culpable e inseguro, un cuerpo de hombros caídos, quiere parecer insignificante, movimientos nerviosos, expresión facial con mirada hacia abajo, cabeza inclinada, con rasgos de timidez y vergüenza.

 

  1. b. Patrones de pensamiento:
    • Se consideran personas “sacrificadas”, evitando molestar al resto.
    • Es poco importante o nada ante los que sientan o piensen otros.
    • Creencia principal: “Es necesario ser querido y aceptado por todo el mundo”.
    • Constante situación de incomprendidos, manipulados, no tomado en cuenta.
  2. c.Sentimientos / Emociones: Impotencia, alta energía mental, sentimientos de culpabilidad frecuente, baja autoestima, deshonestidad emocional, aunque no es manifestada, a veces esto no lo reconocen por sí mismos.

Debido a la acumulación de tensión y hostilidad y el no manifestarse genera como consecuencia estallidos de agresividad.

 

3.2 Agresivo

Según Flores (2010), se caracteriza porque expresan pensamientos, sentimientos y opiniones de una manera inapropiada: amenazante, sin respetar al otro, o imponiendo nuestro criterio. El estilo agresivo demanda un cambio inmediato en la conducta del interlocutor usando intimidación, sarcasmo, o apelando a la violencia física.

 

Los componentes establecidos por Hofstadt, (2005) son los siguientes:

 

a. No verbales:Expresión facial seria, mirada directa, poca sonrisa, postura intimidatoria, orientación enfrentada, no respeta distancias y uso de gestos abundantes y amenazadores.

 

b. Paraverbales:Volumen de voz elevada, tono tendente a lo alto, habla fluida, velocidad rápida, claridad escasa, tiempo de habla excesivo, no hace uso de pausas ni silencios y latencia de respuesta muy rápida.

 

c. Verbales:Contenido imperativo y amenazador, atención personal escasa o nula, abundantes palabras malsonantes, lenguaje machista, sexista y homófono. Al preguntar enlaza muchas preguntas a la vez y contesta sin relación a la pregunta.

 

d. Sentimiento:Según Ludeña (2007), se genera ansiedad creciente, soledad sensación de incomprensión, culpa, baja autoestima, honestidad emocional, generalmente los de su alrededor rechazan o huyen de ellos.

 

3.3 Asertivo

La conducta asertiva, entendida como la capacidad de defender nuestros derechos respetando los ajenos, puede contribuir a que mejoremos nuestros roles como emisores y receptores y, así, realizaremos un eficiente manejo de cada elemento del circuito comunicativo. Por lo tanto, la comunicación asertiva significa tener la habilidad para transmitir y recibir los mensajes, sentimientos, creencias u opiniones propias o ajenas de una manera honesta, oportuna y respetuosa para lograr como meta una comunicación que nos permita obtener cuanto queremos sin lastimar a los demás (Egúsquiza, 2000).

 

Componentes propuestos por Romano y Ballack (1980):

 

No verbales

 

La mirada: Los sujetos asertivos miran más mientras hablan que los sujetos poco asertivos.

 

La expresión facial: La persona asertiva adoptará una expresión facial que esté de acuerdo con el mensaje que quiere transmitir

 

La postura corporal: La persona asertiva adoptará generalmente una postura cercana y erecta, mirando de frente a la otra persona.

 

Los gestos: Los gestos asertivos son movimientos desinhibidos (fluidos, seguridad, franqueza, etc.)

 

Paralingüísticos: Se hace referencia en cómo se transmite el mensaje (Volumen, tono, fluidez y claridad – velocidad).

 

Verbales

 

Duración del habla: En líneas generales, a mayor duración del habla más asertiva se puede considerar a la persona; pero, en ocasiones, el habla durante mucho rato puede ser un indicativo de una excesiva ansiedad

 

Retroalimentación: consistirá en un intercambio mutuo de señales de atención y comprensión dependiendo, claro está, del tema de conversación y de los propósitos del mismo.

 

Preguntas: para mantener la conversación, obtener información y mostrar interés por lo que dice la otra persona.

 

4. Relación emeoción y asertividad

Cabrera (2014) menciona que la asertividad va relacionada con la correcta comunicación, la prudencia, emociones y la autoestima, llevando a las personas también al éxito en sus empresas y en la vida en general. Si los dos aspectos son manejados correctamente podría tener como resultado una vida integral, de la mano con un autoconocimiento y respeto propio y por los demás que garantizarían la felicidad y la estabilidad en todos los aspectos de la vida.

 

Guaita (2010) reconoce un concepto llamado competencias emocionales, estas son necesarias para el funcionamiento adaptativo, a continuación, las describe:

  • Capacidad para darse cuenta del estado emocional, estar conscientes de que se está teniendo múltiples sentimientos emocionales, hay que darse cuenta también que cabe la posibilidad de no ser consciente de ciertos sentimientos debido al inconsciente.
  • Habilidad para discernir las emociones de los otros, hay que basarse en la situación y en las señales según la cultura todas tienen un significado.
  • Habilidad para utilizar el vocabulario y las expresiones de la emoción, estas de igual modo se verán marcadas por la cultura.
  • Capacidad para la comprensión empática, ponerse en el lugar del otro y entender en su lugar como se siente esa persona.
  • Habilidad para entender que el estado emocional interno no siempre corresponde a la expresión externa, así como entender que la conducta emocional propia afecta a los demás.
  • Capacidad para aceptar y afrontar las emociones negativas o que no sean placenteras, utilizando la autorregulación.

 

Se tomó las habilidades sociales pues dentro del Manual de Habilidades Sociales se encuentran en las dimensiones de asertividad y comunicación que están relacionadas a las emociones y al lenguaje respectivamente, es así que fue investigada; la OPS y la OMS la llaman “habilidades para la vida”, dentro de las cuales consideran:

a. Habilidades sociales e interpersonales (incluyendo comunicación, habilidades de rechazo, agresividad y empatía)

b. Habilidades cognitivas (incluyendo toma de decisiones, pensamiento crítico y auto evaluación)

c. Habilidades para manejar emociones (incluyendo el estrés y aumento interno de un centro de control).

 

Otros reconocidos autores como Alberti Emmons (s/f, citado por Uribe , Escalante , Arévalo, Cortez , & Velasquez, 2005) considera a las “habilidades sociales” como “la conducta que permite a una persona actuar según sus intereses más importantes, defenderse sin ansiedad inapropiada, expresar cómodamente sentimientos honestos o ejercer los derechos personales sin negar los derechos de los demás”. Caballo (s/f, citado por Uribe , Escalante , Arévalo, Cortez , & Velasquez, 2005) define las habilidades sociales como un conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa sus sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás y que, generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas.

 

Objetivos, hipótesis y definición de variables

En una primera instancia se propuso conseguir una correlación positiva entre las dos variables (Asertividad y Comunicación) de la Lista de Habilidades Sociales; así mismo, se busca aportar información en la relación estas dos variables, ya que, según nuestra indagación, existe poca información de estos. Por ende, se espera obtener una correlación positiva entre la capacidad  de comunicación y la asertividad en los adolescentes que cursan estudios de sexto grado de primaria.

 

Asertividad

    

Conceptual: habilidad para transmitir y recibir los mensajes, sentimientos, creencias u opiniones propias o ajenas de una manera honesta, oportuna y respetuosa para lograr como meta una comunicación que nos permita obtener cuanto queremos sin lastimar a los demás (Egúsquiza, 2000).

    

Operacional: la disposición a emprender y a hacer algo que sea beneficioso para la persona o los demás, o bien a participar activa y entusiasmadamente de cualquier tarea. Implica entre otras cosas asumir una actitud "positiva", de "querer hacer algo" con ganas, buen ánimo y disposición

 

Comunicación

 

Conceptual: método exclusivamente humano y no instintivo de comunicar ideas, emociones y deseos por medio de un sistema símbolos de manera deliberada (Sapir, 1954).

    

Operacional: la comunicación es el proceso mediante el cual se puede transmitir información de una entidad a otra. Los procesos de comunicación son interacciones mediadas por signos entre al menos dos agentes que comparten un mismo repertorio de signos y tienen unas reglas semióticas comunes.

 

Metodología

La investigación es caracterizada por el método no experimental con un enfoque cuantitativo de tipo transversal el cual tuvo un diseño descriptivo e inferencial.

 

Con respecto a la población, estuvo conformada por adolescentes, tanto varones como mujeres, de 12 a 18 años de edad que, ya sea que cursen o no estudios académicos, residan dentro de los límites de Lima Metropolitana. Así mismo, se contó con una muestra de 47 adolescentes (24 varones y 23 mujeres) entre 11 a 14 años de edad.

 

Ficha técnica

 

Nombre original: Manual de habilidades sociales en adolescentes escolares (2005).

Nombre de la prueba administrada: La Lista de Evaluación de Habilidades Sociales.

Autoría: Ministerio de Salud

Procedencia: Peruana 

Administración: Individual o colectiva

Tiempo de aplicación: 10 a 20 minutos.

Rango de aplicación: 10 – 19 años de edad.

Significación: Mide el nivel de Asertividad, Comunicación, Autoestima y Toma de Decisiones.

 

El manual es una guía que busca evidenciar, a través de los puntajes obtenidos, aquellas falencias que los adolescentes puedan expresar en la dimensión de Asertividad, Comunicación, Autoestima y Toma de Decisiones. Con el fin de fortalecer las habilidades sociales que les permitan una mejor interrelación en la familia, la escuela y en la comunidad. El mismo tuvo una revisión por parte de la Dirección General de Promoción de la Salud – Minsa, así mismo, no muestra datos de validación.

 

Para la realización de la prueba se tuvo que pedir el permiso necesario del director del centro educativo el cual accedió y al dirigirnos a las aulas eran horas de la mañana cerca del inicio de la hora de clases, en el escenario del aula “a” los alumnos estuvieron distribuidos en diversas mesas de distintos en las cuales se ubicaron desde un alumno hasta 6 de ellos. En el aula “b” se observó que la distribución de alumnos era en dos columnas de mesas las cuales se ubicaron de manera contigua y en cada una hubo dos alumnos. Los alumnos manifestaron diversas emociones ya que hubo preguntas por parte de ellos sobre la prueba.

 

Se usó el paquete estadístico SPSS 22, lo cual  se llevó a cabo un análisis de tipo descriptivo e inferencial de los resultados. Adicionalmente, se calcularon las frecuencias, porcentajes, medias y coeficiente de Pearson para los puntajes de las escalas de la prueba.

 

Resultados

 

Tabla 1
Puntaje total de los 47 alumnos del 6to grado a y b

 

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Bajo

4

8,5

8,5

8,5

Promedio bajo

11

23,4

23,4

31,9

Promedio

9

19,1

19,1

51,1

Promedio alto

11

23,4

23,4

74,5

Alto

6

12,8

12,8

87,2

Muy alto

6

12,8

12,8

100,0

Total

47

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

 

Tabla 2
Dimensión asertividad en los 47 alumnos del 6to grado a y b

 

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Bajo

 

1

2,1

2,1

2,1

Promedio bajo

 

11

23,4

23,4

25,5

Promedio

9

19,1

19,1

44,7

Promedio alto

 

8

17,0

17,0

61,7

Alto

 

14

29,8

29,8

91,5

Muy alto

4

8,5

8,5

100,0

Total

47

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 3
Dimensión comunicación en los 47 alumnos del 6to grado a y b

 

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Bajo

24

51,1

51,1

51,1

Promedio Bajo

21

44,7

44,7

95,7

Promedio Alto

1

2,1

2,1

97,9

Alto

1

2,1

2,1

100,0

Total

47

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 4
Dimensión autoestima en los 47 alumnos del 6to grado a y b

 

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Promedio  bajo 

5

10,6

10,6

10,6

Promedio

6

12,8

12,8

23,4

Promedio alto 

12

25,5

25,5

48,9

Alto

10

21,3

21,3

70,2

Muy alto

14

29,8

29,8

100,0

Total

47

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 5
Dimensión toma de decisiones en los 47 alumnos del 6to grado a y b

 

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Baja

26

55,3

55,3

55,3

Promedio  Bajo

16

34,0

34,0

89,4

Promedio

4

8,5

8,5

97,9

Alto 

1

2,1

2,1

100,0

Total

47

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 6
Relación entre género y aula en los 47 alumnos del 6to grado a y b

 

Género

Total

Masculino

Femenino

Aula

A

Recuento

11

15

26

% Dentro de aula

42,3%

57,7%

100,0%

% Dentro de género

45,8%

65,2%

55,3%

B

Recuento

13

8

21

% Dentro de aula

61,9%

38,1%

100,0%

% Dentro de género

54,2%

34,8%

44,7%

Total

Recuento

24

23

47

% dentro de aula

51,1%

48,9%

100,0%

% Dentro de género

100,0%

100,0%

100,0%

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17
Nota: Como se observa en la tabla 6, las mujeres representan el 57.7% del total del aula A, sin embargo, los hombres representan el 51.1% del total de los evaluados.

 

Tabla 7
Relación entre aulas y dimensión asertividad en los 47 alumnos

Aula

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

A

Válido

Promedio bajo

7

26,9

26,9

26,9

Promedio

7

26,9

26,9

53,8

Promedio alto

4

15,4

15,4

69,2

Alto

5

19,2

19,2

88,5

Muy alto

3

11,5

11,5

100,0

Total

26

100,0

100,0

 

B

Válido

Bajo

1

4,8

4,8

4,8

Promedio bajo

4

19,0

19,0

23,8

Promedio

2

9,5

9,5

33,3

Promedio alto

4

19,0

19,0

52,4

Alto

9

42,9

42,9

95,2

Muy alto

1

4,8

4,8

100,0

Total

21

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 8
Relación entre aulas y dimensión comunicación de los 47 alumnos

Aula

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

A

Válido

Bajo

18

69,2

69,2

69,2

Promedio bajo

6

23,1

23,1

92,3

Promedio alto

1

3,8

3,8

96,2

Alto

1

3,8

3,8

100,0

Total

26

100,0

100,0

 

B

Válido

Bajo

6

28,6

28,6

28,6

Promedio bajo

15

71,4

71,4

100,0

Total

21

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 9
Relación entre género y dimensión asertividad  en los alumnos

Género

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

Masculino


Válido

Bajo

1

4,2

4,2

4,2

Promedio bajo

9

37,5

37,5

41,7

Promedio

6

25,0

25,0

66,7

Promedio alto

2

8,3

8,3

75,0

Alto

5

20,8

20,8

95,8

Muy alto

1

4,2

4,2

100,0

Total

24

100,0

100,0

 

Femenino

Válido

Promedio bajo

2

8,7

8,7

8,7

Promedio

3

13,0

13,0

21,7

Promedio  alto

6

26,1

26,1

47,8

Alto

9

39,1

39,1

87,0

muy alto

3

13,0

13,0

100,0

Total

23

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17

 

Tabla 10
Relación entre género y dimensión comunicación  en los alumnos

género

Frecuencia

Porcentaje

Porcentaje válido

Porcentaje acumulado

masculino

Válido

bajo

13

54,2

54,2

54,2

promedio bajo

11

45,8

45,8

100,0

Total

24

100,0

100,0

 

femenino

Válido

bajo

11

47,8

47,8

47,8

promedio bajo

10

43,5

43,5

91,3

promedio alto

1

4,3

4,3

95,7

alto

1

4,3

4,3

100,0

Total

23

100,0

100,0

 

Nota: Realizado por el grupo de investigación de la 2da práctica de Psicolingüística. 18/11/17


Inferencial

Tabla 11
Correlación puntaje Asertividad – Total.

 

Puntaje de la dimensión asertividad

Puntaje  total

Puntaje de la dimensión asertividad

Correlación de Pearson

1

,718**

Sig. (bilateral)

 

,000

N

47

47

Puntaje total

Correlación de Pearson

,718**

1

Sig. (bilateral)

,000

 

N

47

47

Nota: (**) La correlación es significativa en el nivel 0,01 (2 colas).

 

Tabla 12
Correlación puntajes Comunicación – Total.

 

Puntaje  total

Puntaje  de la dimensión comunicación

Puntaje total

Correlación de Pearson

1

,784**

Sig. (bilateral)

 

,000

N

47

47

Puntaje de la dimensión comunicación

Correlación de Pearson

,784**

1

Sig. (bilateral)

,000

 

N

47

47

Nota: (**) La correlación es significativa en el nivel 0,01 (2 colas).

 

Tabla 13

Correlación de los puntajes de la dimensión Asertividad y Comunicación

 

 

Puntaje de la dimensión asertividad

Puntaje de la dimensión comunicación

Puntaje de la dimensión asertividad

Correlación de Pearson

1

,368*

Sig. (bilateral)

 

,011

N

47

47

Puntaje de la dimensión comunicación

Correlación de Pearson

,368*

1

Sig. (bilateral)

,011

 

N

47

47

Nota: (*). La correlación es significativa en el nivel 0,05 (2 colas).

 

Discusión

Se encontró una correlación alta y significativa en el puntaje de ambas dimensiones con el puntaje total de la prueba de habilidades sociales confirmado que los componentes están incluidos dentro de las habilidades sociales como es considerado por URIBE et.al. (2005) es por ello que para un buen control de emociones es indespensable manejar un estilo de comunicación asertivo.

 

Se encontró una diferencia significativa entre los varones y mujeres con respecto a la dimensión de Asertividad; sin embargo, se necesita mayor investigación sobre esto para logar una discusión.

 

Se mostró una frecuencia similar, tanto en varones como mujeres, en la dimensión comunicacional, siendo probable que presente los mismos estilos de comunicación; sin embargo, no es posible asegurarlo ya que podrían presentar estilos pasivos o agresivos de comunicación.

 

Se observó una correlación baja y significativa entre las dimensiones de asertividad y comunicación contradiciendo lo propuesto por cabrera (2014) que asegura que la relación es alta, que no significa lo propuesta por Cabrera (2014) sea falsa, ya que la muestra evaluada fue poco significativa.

 

Conclusiones

 

Si existe una correlación positiva alta y significativa entre la dimensión asertividad y habilidades sociales.

 

Si existe una correlación positiva alta y significativa entre la dimensión comunicación y habilidades sociales.

 

No existe una correlación positiva alta, pero significativa entre las dimensiones comunicación y asertividad

 

Si existe una diferencia significativa descriptiva en los varones y mujeres, con respecto a la dimensión Asertividad, siendo las mujeres las que puntúan alto.

 

No existe una diferencia significativa descriptiva en los varones y mujeres en la dimensión comunicación, puntuando ellos en las categorías bajas y promedio bajas.

 

Recomendaciones

 

Siguiendo lo propuesto por el manual, y por los datos obtenidos de la investigación; se propone ampliar la muestra de la población con el fin de verificar, con una mayor cantidad de datos, si la correlación entre Asertividad y Comunicación podría llegar a ser positiva.

 

Ya que, como el manual expresa, lo óptimo sería realizar la Lista de Habilidades Sociales a adolescentes que su edad fluctúe entre los 10 a 19 años; se invita a realizar la aplicación del mismo en muestra de distintas edades, teniendo en cuenta el sexo y el contexto social.

 

Se insiste en, al no existir validez y confiabilidad en el manual, tomar la Lista de Habilidades Sociales como una guía de conducta, mas no, como verificación exacta de las actitudes de los adolescentes.

 

Referencias

 

Abreu Milán, M., Bentancor Cabana, A., Castro, S., Correas, P., Dallo Campos, M., & Dapueto, J. et al. (2015). Manual de Habilidades de la Comunicación (1st ed., pp. 28-50). Uruguay: Ana Galain. Recuperado de http://www.psicologiamedica.org.uy/wp-content/uploads/2015/05/dig_Manual-de-Habilidades-Comunicacionales_UDELAR-1.pdf

 

 

Cabrera, Y. (2014). Relación entre inteligencia emocional y asertividad en un grupo de colaboradores de industrias ópticas en la zona 1 de la ciudad capital de Guatemala (tesis de grado). Universidad Rafael Landívar, Asunción, Guatemala

 

 

Canstanyer Mayer, O. (2004). La asertividad: Expresión de una sana Autoestima (23rd ed., pp. 28-103). Valencia: Titivillus. Recuperado de http://assets.espapdf.com/b/Olga%20Castanyer%20Mayer-Spiess/La%20asertividad_%20expresion%20de%20una%20sa%20(2165)/La%20asertividad_%20expresion%20de%20un%20-%20Olga%20Castanyer%20Mayer-Spiess.pdf

 

 

Egúsquiza, O. (2000). La asertividad: Modelo de Comunicación en las Organizaciones. Revista de investigación UNMSM Quipukamayoc vol. 7 núm. 14. Recuperado de http://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/quipu/article/view/5704/4935

 

 

Flores Macotela, E. (2010). El tipo de liderazgo del director y los estilos de comunicación de los docentes, estudiantes y personal administrativo del Instituto Superior Pedagógico Público “Nuestra Señora de Lourdes” DRE-Ayacucho, 2010 (Magister). Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Facultad de Educación.

 

 

Fonseca, M. (2005). Comunicación oral. México: Pearson Educación. Recuperado de: https://books.google.com.pe/books?hl=es&lr=&id=KZAASf370B8C&oi=fnd&pg=PA17&dq=definici%C3%B3n+de+comunicacion+y+lenguaje&ots=ctJMX6tN_b&sig=z2ZKRpUsU6T0j-KhtPlOucHbtMI#v=onepage&q=definici%C3%B3n%20de%20comunicacion%20y%20lenguaje&f=false

 

 

Guaita, V. (2010). Aspectos emocionales de la comunicación en adultos: una mirada neuropsicológica. Acta Psiquiátrica y psicología de América Latina, 56(2), 96-107.

 

 

Hofstadt Román, C. (2005). El libro de las Habilidades de la Comunicación (2nd ed., pp. 43-57). España: Ángel Calvete.

 

 

Ludeña Palacios, L. (2007). Estilos de Comunicación que Establece la Enfermera según opinión de los padres de niños quemados del Insn.2006 (Licenciatura). Universidad Nacional Mayor de San Marcos, facultad de Medicina.

 

 

Romano, J. y Bellack, A. (1980). Social validation of a component model of assertive behavior. Journal of Counsulting and Clinical Psychology, 48, 478 – 490.

 

 

Sapir, E. (1954). El lenguaje. México: Fondo de Cultura Económica.

 

 

Uribe , R., Escalante , M., Arévalo, M., Cortez , E., & Velasquez, W. (2005). Manual de habilidades sociales en adolescentes escolares. Lima: Centro de Documentación OPS/OMS en el Perú.

 

 

Publicaciones de este equipo
Comparte con tus amigos

Acerca de quién lo publicó

Hola mi nombre es Anabela. Soy Parte de EQUIPU desde el 02 de February del 2019, puedes ver más sobre mi visitando mi perfil dando clic en mi foto.

¿Te interesaría crear tu propio artículo?

CREAR Artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Artículo
La metodología Lego Serious Play es más seria de lo que parece. A pesar de que superficialmente se ve un grupo de adultos construyendo figuras con
Artículo
Obtuvimos el financiamiento de la UPN por S/ 4000.00 para el desarrollo del bipedestal y la fabricación de alpargatas a travez del comercio justo (Co
Artículo
Triunfa en el medio digital con el e-commerce Conviértete en un emprendedor exitoso online con estos tips para tu negocio propio.     (Foto: Int
Artículo
😱¿Quieres certificarte como CAPM? 😱 ¡Estás a solo un click! 😎 📌Escríbenos al inbox o WhatsApp Oficial: https://bit.ly/30rqWMK#lunes