¿QUÉ ES EQUIPU?

Somos un semillero de emprendedores que apoya el desarrollo y crecimiento de tus ideas de emprendimiento.

¿CÓMO LO HACEMOS?

Te acompañamos en tu etapa de pre – incubación brindándote apoyo en el proceso de ideación, desarrollo, validación y fortalecimiento de tus ideas.

¿QUÉ BRINDAMOS?

Brindamos capacitaciones, publicidad en nuestros diversos canales de comunicación, espacios de trabajo para reuniones y una amplia gama de servicios que apoyan tu crecimiento.

CATEGORÍAS

Arte y Cultura
Deporte
Salud
Turismo y
Gastronomía
Educación
Economía y
Negocios
Responsabilidad
Social
Política y Derechos
Humanos
Ciencia y
Tecnología
Comunicaciones
Artículo

Retroalimentación e información: Una aplicación de la Economía Conductual y Paternalismo Libertario

Retroalimentación e información: Una aplicación de la Economía Conductual y Paternalismo Libertario

Retroalimentación e información: Una aplicación de la Economía Conductual (Behavioral Economics) y el “paternalismo libertario” para apoyar la regulación estatal Gino Sedano Zevallos, 27 de Marzo del 2015 Para todos es conocido de la importancia de la opinión pública para que se logren importantes reformas o cambios en el sector público y privado, especialmente cuando los mecanismos del estado no funcionan adecuadamente por diversos motivos.  Pero para que la opinión pública pueda canalizar su fuerza en acelerar reformas urgentes y cambios de costumbres,  se requiere una población adecuadamente informada, que permita la toma de consciencia y la aglutinación de esfuerzos alineados en solucionar ciertos problemas. Una opinión pública bien canalizada permitirá ejercer una presión muy grande que permita desatorar trabas políticas, legales o burocráticas que impiden que se logren estas grandes reformas y cambios de costumbres. Una forma moderada y democrática para propiciar esto es mediante la propagación de una información estructurada que permita tomar consciencia e incremente la convicción del problema. Por ejemplo, se puede motivar a la opinión pública con el conocimiento concreto de cuáles son las empresas que no pagan impuestos, las que contaminan más, las empresas de transporte con mayor número de papeletas y número de accidentes, y aquellas empresas que no cumplen con todos los derechos laborales. Esto permitiría que la sociedad misma se autorregule presionando a que se corrijan todos aquellos problemas o inacciones del estado para el beneficio de la sociedad y de paso para favorecer un mejor funcionamiento del mercado. El uso de la información para motivar a la opinión pública como una fuerza proactiva en beneficio de la sociedad puede considerarse una estrategia basada en la filosofía llamada “paternalismo libertario”, expuesta por Richard Thaler y Cass Sunstein en su libro “Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth, and Happiness”.  Donde “nudge” puede entenderse como un empujoncito que se da desde el estado o las entidades del gobierno para que las personas y la sociedad puedan tomar decisiones y acciones que favorezcan su propio bienestar en torno a objetivos aceptados por todos (o casi todos) como beneficiosos sin ninguna duda. Paternalismo libertario y Economía Conductual (“Behavioral Economics”) El paternalismo libertario es una filosofía política creada por dos profesores de la escuela de negocios y derecho de la Universidad de Chicago: R. Thaler y C. Sunstein. Esta propone que desde el Estado se puede incrementar la calidad de vida de los ciudadanos facilitando la toma de decisiones, con base en principios científicos del comportamiento humano, mediante la manera cómo se le presentan sus opciones y la información en materia financiera, de alimentación, de educación y de salud. El nombre puede no ser muy atractivo a simple vista, debido a la conjunción de dos conceptos políticos contradictorios como son el paternalismo y libertarismo. Sin embargo esta conjunción cobra sentido debido a que paternalismo no sólo es la prohibición de conductas y reducir la libertad, sino se refiere también a incidir o facilitar la toma de decisiones con el objetivo de una mayor satisfacción última de los individuos y de la sociedad en su conjunto. Esta filosofía parte del supuesto de que los individuos y organizaciones no pueden evitar dejarse influenciar por el contexto y por las decisiones y acciones que toman otros, y a su vez estas influencias afectan la toma de decisiones de forma irracional. Esto significa que si no se toma ninguna medida por parte del estado o alguna entidad representativa de la sociedad, las personas tomarán decisiones que no necesariamente son las más satisfactorias para ellos mismos debido a muchas taras y limitaciones propias del comportamiento humano. El fundamento científico que apoya la efectividad del “paternalismo libertario” ha sido desarrollado durante varios años por el psicólogo científico Daniel Kanheman (Premio Nobel de Economía 2002), importante contribuidor a la nueva corriente económica denominada “Economía Conductual”. Sus  estudios se originan a partir de los trabajos del economista, politólogo y científico social Herbet Simon (Premio Nobel de Economía 1978), quien critica los presupuestos de racionalidad de la Economía Neoclásica y acuña el término “racionalidad limitada”. Simon señala que la mayoría de las personas son sólo parcialmente racionales y que, de hecho, actúan según impulsos emocionales no totalmente racionales en muchas de sus acciones. Concluye que la racionalidad personal está limitada por tres dimensiones: La información disponible, la limitación cognoscitiva de la mente individual y el tiempo disponible para tomar la decisión. Un ejemplo sencillo de cómo la racionalidad está influenciada por la información disponible, y las condiciones que se presentan para tomar la decisión, es cuando se toma la decisión sobre diferentes opciones y la forma como se presentan las opciones a elegir afecta significativamente la decisión a tomar. Es decir si en una tienda se colocan más a la vista los alimentos denominados “chatarra”, la probabilidad que más personas escojan este alimento será mayor, que si se colocan estos más alejados de la vista. Estas influencias tienden a afectar más a aquellas personas menos educadas, pero el nivel educativo, por más elevado que sea, no permite prevenir estas influencias en todos los casos. Estudios como estos, forman parte de las ciencias del comportamiento y son utilizadas por la “Economía Conductual” (“Behavioral Economics”), que se aleja de la economía tradicional no aceptando el supuesto de racionalidad del ser humano para la toma de decisiones económicas. Según Thaler y Sunstein, la explicación de los errores y sesgos en la toma de decisiones se dan bajo la interacción y conflicto de dos sistemas cognitivos: “Sistema automático” y “Sistema reflexivo”. El Sistema automático es muy rápido pero se equivoca fácilmente. Es impreciso y poco objetivo. Por ejemplo, para hablar otro idioma se utiliza mayormente el sistema automático. El sistema reflexivo es muy lento, pero se equivoca muy poco. Es preciso y objetivo. Por ejemplo, para hacer un cálculo como la conversión de dólares a soles o hacer un cálculo estadístico, se requiere usar el sistema reflexivo. Los dos sistemas se conectan mediante principios de procesamiento llamados heurísticos que son los siguientes: Anclaje y Ajuste, Disponibilidad y Representatividad. El anclaje y ajuste, llamado efecto del enfoque, consiste en la tendencia humana a confiar demasiado en la primera información que se ofrece al tomar decisiones, llamado “ancla”. Es decir durante la toma de decisiones el anclaje se produce cuando las personas toman en cuenta casi en su totalidad la primera información obtenida u ofrecida. La información recogida posteriormente se ajusta en torno a la posición inicial del ancla, incurriendo en un sesgo favoreciendo la información inicial. Por ej. Si se pone un precio de lista alto de un producto, cualquier nuevo precio se compara automáticamente con este último. Por este motivo los precios con descuentos funcionan tan bien. Las personas se dejan impresionar por los precios descontados al sólo compararlos en relación al precio inicial.   Disponibilidad: Es un mecanismo automático de la mente para calcular frecuencia de ocurrencia o probabilidad de ocurrencia de eventos. Cuando un evento se muestra más fácil de evocar a la memoria, parecerá que es más frecuente y probable. Esto aplica también cuando una información o suceso es más vivo, o más impactante emocionalmente será más convincente y se mostrará más evidente y parecerá que es más frecuente o más probable. Por ejemplo, si se reciben noticias sobre crímenes raros como parricidios, o sicariato, estos tienen un impacto mucho mayor que los accidentes y problemas de tránsito que se dan todos los días y afectan significativamente a la calidad de vida, sin embargo en nuestra mente los primeros tienden  a presentarse como de mayor frecuencia de lo que realmente son. Representatividad: Consiste en inferir a qué categoría pertenece una persona, acción o suceso basados en las características más comunes dentro de una misma categoría. Sin embargo, la probabilidad de que ese objeto o suceso pertenezca a una categoría depende también del número de veces que se presentan dichas categorías en la realidad. Por ejemplo, suponemos con alta probabilidad que un alumno es de ingeniería Mecánica si sus características generales coinciden con el típico estudiante de Ing. Mecánica, sin embargo tendemos a no considerar que la población de estudiantes de Ing. Mecánica es mucho menor que la de otras carreras, por ejemplo de Ing. Industrial o de Humanidades, por lo que la probabilidad de que sea de Ing. Mecánica seguiría siendo relativamente baja.  A partir de estos heurísticos se tiene un gran número de sesgos cognitivos. La existencia de sesgos cognitivos surge como necesidad evolutiva para elaborar juicios rápidos  mediante el sistema automático, cuando los estímulos, problemas o situaciones, obligan a una respuesta rápida dada la incapacidad de procesar toda la información mediante el sistema reflexivo. Entre los sesgos más importantes que podemos citar son los siguientes: Sesgo optimista: Tendencia a sobreestimar las consecuencias positivas de una acción y una correlativa subestimación de las consecuencias negativas. Por ejemplo, los fumadores tienden a subestimar los efectos negativos de su acción. Aversión a la pérdida: Tendencia a sobreestimar el valor de las pérdidas sobre el valor de las ganancias aun cuando las magnitudes de las ganancias sean iguales o mayores. Esto nos hace tender a una mayor aversión al riesgo. Sesgo status quo: Tendencia a permanecer en un status quo debido a que la magnitud de las desventajas o pérdidas de dejarlo  se perciben más grandes que la magnitud de las ventajas asociadas al cambio. A pesar de que estemos en una situación desagradable, no lo vemos tan mal, como las pérdidas al dejar la situación. Por ejemplo, nos parece desagradable convivir en un transporte informal lleno de combis, sin embargo las pérdidas de cambiar nuestras costumbres para caminar más a los paraderos y ser puntuales se ve una pérdida aparentemente mayor.   Sesgo de percepción selectiva: Vemos lo que deseamos ver. Tendemos a buscar información congruente con nuestras opiniones y temores.  Esto dificulta las negociaciones entre posiciones diferentes e ideologías. Bandwagon effect o efecto arrastre: Tendencia a hacer (o creer) cosas porque muchas otras personas hacen (o creen) lo mismo.  Esto es muy perjudicial y la televisión puede catalizar esto mediante la publicidad para que el consumo sea más masivo o mediante costumbres o modas que sean acordes a los intereses políticos o comerciales. Ley de los pequeños números: Tendencia a utilizar una pequeña muestra de información para dar resultados concluyentes. Cuando la muestra es pequeña es más probable que se den resultados extremos por lo que los resultados de una muestra pequeña pueden originar valores promedio muy encima o muy por debajo del valor promedio de toda una población lo cual origina un error importante en las conclusiones.  Concluimos sobre experiencias particulares en vez de datos generales. Esto hace que las personas tendamos a creer fácilmente en opiniones, y resultados pseudocientíficos, médicos o hipótesis no sustentadas estadísticamente con una muestra suficientemente grande y controlada. Sesgo de impacto: Es nuestra tendencia a sobreestimar nuestra reacción emocional a los acontecimientos futuros, sobrevalorando la duración e intensidad de los futuros estados emocionales. Efecto de halo: Es la capacidad de un individuo para modificar la percepción o evaluación que los demás tienen de las demás cualidades personales a través de una cualidad específica. Sucede cuando tomamos un atributo positivo de alguien y lo extrapolamos a todo lo demás acerca de esa persona o cosa. Nos dejamos persuadir fácilmente por la primera impresión a pesar de que esta muchas veces puede ser engañosa o fruto de una manipulación a propósito. Error fundamental de atribución:  Es la tendencia o disposición de la gente a sobredimensionar los motivos personales internos a la hora de explicar un comportamiento observado en otras personas, dando poco peso por el contrario a motivos externos como el rol o la situación, para este mismo comportamiento. Sesgo de disconformidad (o conformidad): Es la tendencia a realizar una crítica negativa a la información que contradice nuestras ideas (disconformidad) mientras que por otra parte aceptamos sin problema aquella información que es congruente con nuestra creencias o ideología fundamental (disconformidad). De esta forma se produce una percepción selectiva por la cual las personas perciben lo que quieren en los mensajes de los demás o de los medios de comunicación. Esto refuerza nuestra posición e impide abrirnos a nuevas ideas y cambiar, y negociar mejor. Sesgo de memoria: Nuestras memorias contienen una enorme base de datos de experiencias. Por desgracia, nuestra memoria no es perfecta: se desvanece con el tiempo, puede llegar a bloquearse o ser errónea y tendemos a recordar acontecimientos insólitos o poco habituales más que acontecimientos diarios, cotidianos, perdiéndonos en lo anecdótico y no en lo más trascendental a largo plazo. Efecto de percepción ambiental: El ambiente produce una gran influencia en el comportamiento de los individuos. En un ambiente caótico, deteriorado y sucio, las personas tienden a ser menos cívicas, más caóticas, y también a cometer mayores acciones violentas o incluso delictivas. Ilusión de la confianza: Consiste en confundir la confianza de un hablante con su credibilidad, de forma que se percibe a una persona como más creíble cuanta más confianza muestra en sus argumentaciones. La realidad es que las investigaciones han demostrado que la confianza no es un buen indicador ni es una forma fiable de medir la capacidad o aptitud de una persona. Esto facilita que nos engañemos muchas veces en la selección de personal, votación de candidatos presidenciales o de creer argumentos de personas que confían más en sí mismos, y que tal vez su confianza sea fruto de su arrogancia, ignorancia, y hasta su posible psicopatía, y no de su capacidad y conocimiento. Sesgo de proyección: Es la tendencia inconsciente a asumir que los demás comparten los mismos pensamientos, creencias, valores o posturas parecidas a las nuestras. Esto dificulta poder ponerse en el lugar del otro al momento de negociar o llegar a un acuerdo consensuado. Efecto del lago Wobegon o efecto mejor que la media: Es la tendencia humana a describirse de manera halagadora o aduladora, comunicar bondades de sí mismo y pensar que se encuentra por encima de la media en inteligencia, fuerza u otras cualidades. Se relaciona con el sesgo optimista. Esto nos hace menos propensos a la autocrítica y de esforzarnos más en mejorar. Falacia de la planificación: Es la tendencia a subestimar el tiempo para concluir una tarea. Generalmente se debe a que tendemos a no planear los proyectos a un nivel de detalle que permita la estimación de las tareas individuales. Esto sucede en la elaboración de proyectos en el ofrecimiento de promesas que tomarían mucho más tiempo de cumplir de lo esperado. También está relacionado a la impuntualidad. Estos sesgos pueden afectar la percepción de las personas y de toda una sociedad, y por lo tanto de la opinión pública. Esta se va formando de forma distorsionada con información de los medios de comunicación en base a los escándalos o noticias del día propagadas por los medios de comunicación que tienen como principal objetivo propagar información, y mostrar noticias impactantes que llamen la atención y que vendan. Por ejemplo, se dan todos los días noticias de escándalos políticos, junto con desastres naturales, delincuencia y accidentes de tránsito masivos. Cada vez que se da una nueva noticia del día esta tiende a reemplazar a la del día anterior y se pierde la perspectiva sobre los problemas más importantes de la sociedad, enfocando la opinión pública sólo en la noticia del día. Si comparamos los diferentes eventos que se dan, independientemente de su gravedad, podemos decir con toda certeza que el problema del transporte es el más importante en el Perú, porque ocasiona más muertes al año y ocasiona una pérdida cuantiosa de horas hombre y calidad de vida a la población. Además si este problema lo comparamos con el resto de países, nuestro país pasa a ser uno de los países con mayor índice de accidentes de tránsito y desorden en el transporte del mundo. Si esto lo comparamos con el tema de seguridad ciudadana que se considera como el mayor, este es mucho menor, sin embargo cobra mayor importancia en el día a día y en la opinión pública por el impacto de las noticias de asaltos y sicariato marginal.  Por otro lado, otras noticias de escándalos, cómo los políticos, con muy poco impacto en la sociedad, al menos en el corto y mediano plazo, pasan a ocupar la mayoría de las primeras planas y mesas de discusión en los programas de radio y televisivos. Con esto no queremos culpar de ninguna manera a los medios de comunicación. Estos están cumpliendo su función como es debido, de informar y discutir lo que pasa en el día a día. Sin embargo se requiere, ayudar a que la opinión pública se organice más rápido en torno a los problemas que todos o casi todos podríamos estar de acuerdo objetivamente que son los más importantes como es el problema del transporte, más allá de las percepciones subjetivas que podrán variar con ciertos matices en diferentes grupos de la sociedad. Para facilitar la movilización de la opinión pública y ayudarla a tomar consciencia o enfocar su acción se puede aplicar como ejemplo un caso en la regulación de la EPA “Environmental Protection Agency” en EEUU expuesto en el libro “Nudge…” que tuvo éxito sorprendente hace ya varios años.  Aquí se aplica la retroalimentación e información para movilizar la opinión pública en favor de acelerar o impulsar mejoras o reformas en la regulación y fiscalización del estado. Esto se dio porque aquella información permitió visibilizar o hacer urgente la acción rápida para la solución de ciertos problemas que son aceptados como prioritarios para la gran mayoría de la sociedad. Si no se hace visible el problema las personas no harán suyo el mismo y por los sesgos en la asimilación de la información de las personas sería difícil ponernos de acuerdo y alinearnos en torno a objetivos concretos, o tomar posición a favor o en contra pero con sustento. Caso exitoso de retroalimentación (“Nudge” Social) en la regulación de la EPA en EEUU: Como se explica en el libro “Nudge” es difícil establecer los incentivos correctos para una política regulatoria justa en muchos casos, por ejemplo,  respecto al medio ambiente, debido principalmente por las resistencias políticas y de lobbies opositores a una política muy drástica, además que esto incrementaría en este caso los precios de los combustibles que afectarían la economía del consumidor y por lo tanto serían impopulares, especialmente en el mercado de EEUU donde el uso de vehículos particulares es muy generalizado.  Dado que es difícil que se aprueben medidas de este tipo en el corto plazo se podría dar un empujoncito (nudge) para ayudar a que sea políticamente más aceptable tomar estas medidas drásticas. Para ello se plantea en el libro implementar medidas de retroalimentación de la población mediante mayor información y transparencia. La idea de esto es en principio mejorar el funcionamiento de los mercados y gobierno, siendo medidas mucho menos costosas y traumáticas, que los enfoques controlistas tradicionales. Puede parecer que las medidas de incremento de retroalimentación y transparencia tengan un impacto mínimo en mejorar el funcionamiento de los mercados y lograr que se aprueben y ejecuten estrictas medidas regulatorias, sin embargo en algunos casos la retroalimentación puede tener un impacto muy efectivo.  Por ejemplo, los mensajes sobre los riesgos para la salud del cigarrillo son medidas de retroalimentación que han desalentado con éxito a muchos potenciales fumadores para que dejen el cigarrillo.  Un ejemplo mencionado en el libro, es un caso particularmente exitoso que se dio luego de los requerimientos de publicación de información de emisiones tóxicas de la ley “Emergency Planning and Community Right to Know Act” que fue aprobada por el congreso de EEUU en 1986 luego del desastre del reactor nuclear de Chernobyl en Ucrania (ex Unión Soviética). Se creyó inicialmente que esta ley no tendría un impacto significativo, y no generaría ningún tipo de controversia en la opinión pública. No se creía que esta ley por si sola generaría importantes beneficios, sino serviría como medida para mantener estadísticas que ayuden a la EPA “Environmental Protection Agency” (Oficina de protección al medio ambiente de EEUU) a tener mayor claridad de la realidad medio ambiental y tomar mejores decisiones. Sin embargo logró mucho más que una mera estadística de apoyo. Esta ley que consistía sólo en publicar los inventarios de emisiones tóxicas resultó ser el caso más exitoso de toda la historia legislativa medio ambiental en EEUU. Para crear el inventario de emisiones tóxicas, las compañías e individuos debían reportar al gobierno las cantidades de químicos potencialmente peligrosos que habían sido desechados al medio ambiente. La información estaba fácilmente disponible en la página web del EPA para cualquier persona que quiera acceder a la información. Más de 23,000 instalaciones o plantas entregaron su información detallada de más de 650 químicos.  Además deberían brindar información de potenciales consecuencias negativas para la salud. El resultado fue inesperadamente extraordinario. Sin necesidad de obligar por ley a cambiar las prácticas industriales en el manejo y los tipos de desechos químicos liberados, se lograron grandes reducciones en emisiones de tóxicos al medio ambiente. La causa de este éxito podría explicarse en que los grupos  ambientalistas y los medios de comunicación se enfocaron en atacar a las empresas con mayores emisiones tóxicas generando una especie de lista negra de las empresas más emisoras. Ninguna compañía quería estar en esa lista, por lo que tuvieron que modificar sus prácticas para evitar la mala imagen e inclusive la reducción de los precios de sus acciones. Incluso las compañías con menos emisiones tuvieron que mejorar aún más sus prácticas para evitar terminar en esa lista negra. Este es un ejemplo claro de un “nudge” social, es decir un “empujoncito” del estado que ayuda a que la sociedad se auto regule y mejore positivamente con mayor retroalimentación. Propuesta para impulsar la reforma del transporte y reforma laboral en el Perú El tener menos accidentes de tránsito y que se respeten mejor los derechos laborales son objetivos deseados por toda persona en una sociedad. Particularmente, en el Perú, donde la regulación en estas dos áreas está siendo rebasada por la gran cantidad de infracciones que se presentan, se requiere una férrea voluntad política y medidas drásticas. Para ello se requiere una presión social muy fuerte. Los medios de comunicación pueden ayudar en esto, sin embargo por si solos no lo pueden hacer de una forma estructurada porque no es su función elaborar estadísticas y crear campañas de información comparativa, sistemática y que se presente de forma constante y actualizada periódicamente. Para que esto se dé, se requeriría una oficina de información organizada dentro de una agencia independiente sin fines de lucro o del estado. Como explicamos anteriormente al mencionar los sesgos, los medios de comunicación actúan principalmente en la eventualidad de los hechos, y de lo que genera noticia, lo cual sólo llama la atención a las noticias del día y los escándalos pero no ayuda a enfocar la opinión pública en el problema mismo y de forma constante y repetitiva. Por ejemplo, se dan noticias de accidentes casi todos los días, lo cual sólo genera un sinsabor en la población pero no es encaminada a una acción sostenida y sustentada en base a la experiencia y datos concretos. Sin embargo, si por ejemplo se publicaran las estadísticas de las empresas que generan estos accidentes, las que tienen mayor número de papeletas, de forma constante y actualizándola periódicamente, se podría organizar la opinión pública con ayuda de los medios de comunicación para presionar a las empresas irresponsables, que tomen medidas de mejora en sus sistemas de servicio para que no figuren en una lista de empresas etiquetadas como irresponsables o peligrosas. Si estas empresas no le hacen caso a esta información pública podrían salir del mercado debido a que su demanda bajaría porque la población evitaría ir en esas empresas de transportes con apoyo de organizaciones independientes que se fortalecerían u otras nuevas que se formarían e integrarían.  Esto obligaría a que estas empresas mejoren, se formalicen más  y entren en una competencia por ser más responsables con mínimo número de papeletas y por ende con mínimo número de accidentes, considerando que el número de papeletas es un predictor de potenciales accidentes. Es así que la información tanto de papeletas como de accidentes puede ayudar a reducir la incidencia de accidentes directamente y de paso ayuda a que la opinión pública se organice en contra de las empresas irresponsables forzando a que los políticos y congresistas promuevan medidas concretas para sancionar a estas empresas irresponsables de manera sostenida. La estadística podría estructurarse como una lista con la información de accidentes de tránsito, registro de las empresas con mayor número de papeletas, indicando el valor o gravedad de las mismas, número de accidentes, gravedad de los mismos, y % de accidentes en relación al número de kilómetros recorridos. También esta lista puede darse por ciudades, porque la probabilidad de accidentes dependerá de la ciudad y población donde transita. Con esta información se podría establecer un ranking de las empresas y líneas con mayor número de papeletas y accidentes y hasta se podría correlacionar número de papeletas con número de accidentes y su gravedad. De esta forma se hace visible quienes son las empresas “no recomendables” y quienes son las empresas “recomendadas”. Las recomendadas serían evidentemente aquellas que tienen un mínimo de papeletas o no tienen ninguna y con mínimos accidentes. Para establecer la lista debería elaborarse una escala de puntos para cada falta, desde papeletas leves hasta accidentes muy graves y por negligencia. El que salgan las empresas de transporte con mayor número de papeletas y accidentes en la lista de empresas “no recomendables” crea una alerta en los ciudadanos y una presión pública que mejoren su conducta reduciendo su demanda. Por otro lado el que las empresas salgan en la lista de empresas “recomendadas” generaría una opinión pública positiva y mayor demanda, lo cual podría eventualmente incidir en un precio más justo, beneficiando a aquellas empresas que hagan un mejor trabajo. Esto se puede aplicar a todo tipo de empresa de transporte, tanto en empresas de transporte local, como empresas de transporte interprovincial o de rutas largas. Este planteamiento no sólo ayudaría a que se reduzcan los accidentes, sino a que se mejore el tránsito debido a que aquellas empresas de transporte con mayor número de papeletas y accidentes son por lo general aquellas con unidades pequeñas principalmente “Combis” o “Custers”, que generan mayor desorden en el tránsito incrementando el caos del tráfico. Otra aplicación similar sería para promover el buen empleo en las empresas. Las empresas que tratan mejor a sus empleados o que cumplen con todos los beneficios y protecciones suficientes al empleado deberían ser promovidas con ayuda de la opinión pública. Para ello no es conveniente dejar sólo al libre albedrío de los medios de comunicación, debido a que estos sólo rebotan las noticias más saltantes del momento y que llaman más la atención y no necesariamente mantienen un seguimiento constante y equilibrado de la evolución de lo que se quiere evaluar y hacer tomar consciencia. Específicamente en lo que respecta a las empresas que tratan bien a sus trabajadores todo el tiempo, no habría incentivo para que los medios de comunicación saquen esta noticia, porque no vendería. Sin embargo para la sociedad si es importante resaltar las buenas prácticas no sólo con premios eventuales o periódicos de organizaciones independientes o certificaciones, sino mediante una difusión constante que permita a la opinión pública sancionar mediante una buena o mala imagen a ciertas empresas que destacan por sus buenas prácticas frente a otras que no lo hacen. Se podrían establecer indicadores para determinar los niveles de buen trato y desarrollo de las empresas para con sus trabajadores, sin embargo se podría iniciar sólo publicando a aquellas empresas “recomendadas” que no tienen sanciones laborales objetivas de ningún tipo y establecidas por el MINTRA y a aquellas empresas “no recomendables”, que tienen una o más sanciones en los últimos años y ordenándolas en un ranking. Estas empresas deberán cumplir con el pago de sus multas y hacer los correctivos adecuados para que puedan salir de la lista de empresas “no recomendables”. Por otro lado, una empresa “recomendada” que es sancionada laboralmente podría entrar a la lista de empresas “no recomendables”. Esto haría que las empresas “no recomendables” traten de salir de esa lista y busquen mejorar sus prácticas laborales debido a que además de implicar una multa costosa  (pero que mediante acciones legales dilatorias o corrupción se podría demorar indefinidamente este pago) tiene una sanción rápida que afecta directamente su imagen y eventualmente sus ventas, además que los mejores empleados evitarán postular a esas empresas. Para que la presión de la opinión pública sea realmente efectiva, estas listas deberían ser publicadas abiertamente en la página web estatal, en el medio de televisión estatal y dar incentivos para que los medios de comunicación privada publiquen estas listas semanal o mensualmente en primera plana y en los principales noticieros. Lo más probable es que los medios de comunicación acepten sin costo publicar estas listas en primera plana porque podría ser atractivo por la novedad y por la necesidad de la población de identificar a aquellas empresas que no están actuando correctamente. Aquel medio que no lo publique podrá verse como que está apoyando a las empresas irresponsables o infractoras. Los beneficios de estas medidas son potencialmente muy grandes en relación a la inversión y costos involucrados en mantener una oficina de información dentro del ministerio de transportes y de Trabajo, considerando los altos costos en accidentes y desorden de tránsito y los altos costos por maltrato laboral. Además no se necesita aparentemente importantes cambios constitucionales o legislativos para su implementación, sólo la voluntad política de visibilizar el problema y sancionar públicamente a aquellas empresas que no cumplen la ley, considerando que habría que esperar mucho tiempo para que el poder judicial lo haga por los canales formales, perdiendo su eficacia punitiva, a pesar de que es un hecho objetivo la infracción en la gran mayoría de casos. Conclusiones En esencia lo que se busca con estas medidas es hacer partícipe a la población en apoyar la regulación del estado, mediante la retroalimentación repetitiva de los problemas y de los actores de dichos problemas para que se pueda efectuar una penalización social, que es mucho más rápida que la penalización judicial que muchas veces se pierde en corrupción y en tecnicismos legales que pocos entienden. Por otro lado, se busca orientar a la población de cómo puede apoyar al estado para cumplir la labor de regulación, que es muy difícil cuando hay una pérdida de autoridad y corrupción generalizada. De esta forma la población que es la principal y auténticamente interesada en solucionar los problemas reales del día a día puede encontrar un mecanismo de poder acelerar las reformas en el sector público y hacer que se cumpla más rápido la ley, pero de forma educada, ordenada y constante. De lo contrario la presión social estaría expuesta a sesgos cognitivos, lo cual la haría vulnerable en volverse  caótica, violenta y sin propuestas claras, no basadas en datos objetivos, lo cual rápidamente diluiría su fuerza potencial. Podemos concluir de lo anterior que para que la opinión pública sea una verdadera fuerza autorreguladora, la población debe estar bien informada y educada en los problemas que se dan y en las posibles soluciones, con conocimiento de los costos y beneficios.  De esto se podría plantear que es fundamental que se organice con el liderazgo del gobierno y organizaciones independientes, una campaña de información y educación a los principales líderes de las diferentes comunidades del Perú para orientarlos en cómo canalizar su protesta o reclamo en soluciones viables y concretas. Para ello se podría convocar a profesionales expertos en diferentes campos, de acuerdo a los problemas que se requiera solucionar o se reclame, que deberían ser profesionales independientes y técnicos con capacidad de comunicación o docente. Estos podrían ir de forma voluntaria o contratados y recibiendo pagos en viáticos. Además se les podría dar la prioridad en los concursos para acceder a asesorías en el estado. Con esta medida se podría inmunizar a la población y a los líderes representativos de las ideologías radicales sin adecuado sustento y con objetivos que muchas veces no buscan el bien de la población sino de la ideología a la cual defienden, aprovechándose de los sesgos cognitivos de la población qué es aún más vulnerable por una inadecuada e insuficiente educación. Con una población más educada no sería necesaria tanta inversión en estructurar la información, orientación y educación por parte del estado, pero igual las personas (inclusive las más educadas) están expuestos a los sesgos cognitivos por nuestra racionalidad limitada, por lo tanto necesitaremos siempre un apoyo de la sociedad organizada y del estado para poder facilitar nuestras decisiones y capacidad organizativa para poder canalizar esfuerzos en solucionar problemas concretos, aceptados por todos y buscando el bien común.  Hay una fuerza potencial muy grande en la opinión pública que no se aprovecha y se dispersa fácilmente en miles de acciones no alineadas, y sin una canalización adecuada. La idea es dar un empujoncito (“nudge”) desde el estado y la sociedad organizada para que se hagan las reformas y se solucionen más rápidamente los grandes y verdaderos problemas de la población.   Referencia Bibliográficas Behavioral Economics and Its Applications, Peter Diamond & Hannu Vartiainen, Princeton University Press, 2007 Choices, Values and Frames, Daniel Kahneman & Amos Tversky;  Cambridge University Press, 2000 Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth, and Happiness, Richard H. Thaler & Cass R. Sunstein, Penguin LCC US, 2009 Thinking Fast and Slow, Daniel Kahneman; Farrar, Straus and Giroux, 2013 Why Nudge?: The Politics of Libertarian Paternalism, Cass R. Sunstein, Yale University Press, 2014

Artículo

Un modelo matemático permite predecir la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico

Un modelo matemático permite predecir la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico

Un modelo matemático permite predecir la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico   Investigadores del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (Ibiomed), el Departamento de Fisiología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) y el Hospital Universitario de Álava, en España, han desarrollado un modelo matemático para la predicción de la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico, mediante una determinación de actividad enzimática durante el ingreso del paciente.   En el trabajo, que centra la tesis doctoral de Ainhoa Fernández-Atucha, han participado los investigadores Enrique Echevarría, Gorka Larrinaga, Javier Gil, Mónica Martínez-Cengotitabengoa, Ana M. González-Pinto, Jon Irazusta y Jesús Seco, investigador del Ibiomed y coordinador del Máster interuniversitario en Envejecimiento Saludable y Calidad de Vida de la ULE y la UPV/EHU, quien explica a DiCYT que los indicadores pronósticos de las enfermedades mentales son claves para mejorar el manejo clínico de los pacientes.   En el caso de la esquizofrenia, las primeras manifestaciones suelen producirse en forma de brotes psicóticos, “una desconexión de la realidad, un estado delirante con alucinaciones que incapacitan al sujeto para vivir en su entorno habitual”. Así, el brote psicótico comparte algunos síntomas con la esquizofrenia aunque no todos los pacientes con un brote psicótico terminan desarrollando la enfermedad.   “Los modelos pretenden predecir el estado clínico de los pacientes en los meses siguientes. En ocasiones el diagnóstico inicial es difícil, y este tipo de información puede servir como orientación para la aplicación de un protocolo terapéutico”, detalla el investigador, quien agrega que el tratamiento matemático de los datos procedentes de las escalas clínicas de valoración de la sintomatología de los pacientes, así como la medición de sus parámetros bioquímicos plasmáticos o tisulares (procedentes de tejidos), es más fácil actualmente debido a la potencia de los sistemas informáticos y al desarrollo de software estadístico avanzado. “Esto permite en muchos casos elaborar modelos con capacidad predictiva”, subraya.   Para el desarrollo del modelo de predicción de la esquizofrenia el equipo de investigación ha medido diversas actividades proteolíticas plasmáticas denominadas aminopeptidasas. Se trata de enzimas con las que en el Departamento de Fisiología de la UPV/EHU trabaja desde hace varios años en modelos animales, estudiando su implicación fisiológica en distintos aspectos neuroquímicos del cerebro. Concretamente, en este estudio se han centrado en cuatro aminopeptidasas: dipeptidyl-peptidasa (DPP-IV), prolyl-oligopeptidasa (PEP), aminopeptidasa N (APN) y aminopeptidasa B (APB).   “Hemos buscado una relación matemática entre las variables cuantitativas derivadas de las escalas clínicas de valoración de la sintomatología de los pacientes a lo largo de un año de evolución y los niveles de actividad de estas aminopeptidásicas plasmáticas en el momento inicial del brote psicótico. Detectamos inicialmente la existencia de una correlación, y posteriormente elaboramos diversos modelos predictivos basados en la técnica estadística de regresión lineal”, precisa Jesús Seco.   Según los resultados obtenidos, empleando un simple análisis de sangre y una técnica de laboratorio fácil y barata es posible realizar la predicción utilizando la actividad aminopeptidásica como biomarcador.   En concreto, “la elevación de actividad de la APB plasmática en el momento del diagnóstico inicial podría actuar como un biomarcador clínico a largo plazo, indicador de un buen pronóstico en pacientes con un primer episodio de psicosis (primer brote); mientras que la alta actividad de DPP-IV , así como las actividades plasmáticas de APN y de PSA en el comienzo de un episodio psicótico, podría indicar un mal pronóstico a corto plazo en pacientes con psicosis”.   El modelo desarrollado constituye un paso relevante en el intento de descubrir indicadores pronósticos fiables. Para poder establecer estos indicadores, es necesaria la colaboración entre los servicios hospitalarios de Psiquiatría y los laboratorios de investigación básica.   Los próximos pasos de este equipo de investigadores se dirigirán a buscar relaciones matemáticas entre la evolución de los pacientes y sus parámetros bioquímicos iniciales, tratando de aportar luz para diseñar protocolos terapéuticos más específicos.   FUENTE: http://noticiasdelaciencia.com/not/14400/un-modelo-matematico-permite-predecir-la-esquizofrenia-en-el-momento-del-primer-brote-psicotico/

Noticia

Cinco pasos para hacer más seguro tu WhatsApp

Cinco pasos para hacer más seguro tu WhatsApp

Con más de 300 millones de usuarios, WhatsApp es la aplicación de mensajería más usada del mundo. Para hacer un uso correcto de esta app, es necesario dominar algunos secretos que pongan a salvo tu privacidad.PASOS:Paso1: No pretendas espiar a otros. Existen varias apps que prometen a los usuarios "espiar" a sus contactos de WhatsApp o protegerse de posibles robos de información. Este tipo de aplicaciones suelen ser engañosas y contienen malware que tras obtener tu permiso realizan tareas de segundo plano. Así gastan datos móviles, revisan tus datos, envían 'spam' y te gastan la batería. Evita instalar esto en tu dispositivo.Paso2. Elimina conversaciones. Es recomendable borrar mensajes de una conversación, especialmente si estos contiene información como direcciones, claves o cuentas. Para ello pulsa la frase por un par de segundos, se pondrá azul y te dará la opción de eliminar. Otra opción más segura es eliminar la conversación completa o todas las conversaciones de tu WhatsApp, esto último podría también eliminarte de los grupos a los que perteneces.Paso3. Controlar lo que descargas. Por defecto, WhatsApp descarga imágenes y video en las conversaciones que tienes, sin embargo, sabemos que no siempre el contenido es apropiado. por eso te recomendamos configurar la app para que no haya descarga automática. Datos:  Si tienes un dispositivo con Android, tienes que ir a "Ajustes", luego a "Ajustes de chat" y pulsar en "descarga automática de multimedia". En esta última opción saldrá un menú con opciones para activar o desactivar la descarga según el tipo de conexión, desactívala en todas.  Para los usuarios de iOS tiene que realizar los dos primeros pasos, luego buscar "auto-guardar archivos" y desactivarlo. Paso4. Bloquear un contacto. Nunca falta un contacto molesto en WhatsApp con el que no deseas contactarte. Como en muchas plataformas de mensajería y redes sociales, existe una forma de bloquear a una persona.   Para ello debes ingresar a una conversación que hayas tenido con esta persona, presionar el botón de menú, luego pulsar en "Más" y ahí aparecerá la opción "Bloquear".Paso5. Personaliza tu estado. Si no deseas que te escriban mucho por WhatsApp, puedes aprovechar tu estado para manifestarlo. En esa zona puedes poner frases como: "En reunión", "Estoy ocupado" o "No quiero ser  molestado" y evitar que los imprudentes invadan tu privacidad.

Mark Zuckerberg se gradúa en Harvard tras doce años

JUNIO 25

02:23 A.M

GRATIS

Electrónica básica para niños

MAYO 27

10:00 A.M

GRATIS

Próxima 3ra Jornada de Intervención Psicopedagógica en estudiantes con NEE

NOVIEMBRE 22

09:00 A.M

GRATIS

Charla Informativa PUCPMUN 2017

JUNIO 02

05:00 P.M

GRATIS

NUESTROS ALIADOS